CMMEdu

QUIENES
SOMOS
CÁTEDRA
UNESCO
INVESTIGACIÓN
PROMOCIÓN DE LA
MATEMÁTICA

Decisiones curriculares para el desarrollo de la habilidad matemática de argumentar y comunicar en docentes de Educación Básica

La habilidad de argumentar y comunicar en matemática (ACM) es un elemento al que se le ha prestado atención de manera reciente en el currículum nacional a partir de la implementación de las Bases Curriculares (2012), las cuales proponen una reforma curricular estructural que se traduce en nueva fórmula: ejes temáticos, habilidades y actitudes. El presente estudio indagó los elementos que inciden en la toma de decisiones curriculares por parte de docentes para el desarrollo de la habilidad de ACM. En particular, se identificaron y caracterizaron esos elementos en una muestra de profesores que se desempeñan en sexto básico.

Incorporación de TICs en formación inicial de profesores de matemática y su impacto en la visualización: el caso de GeoGebra

Este estudio de caso investiga el impacto que tiene la incorporación de herramientas tecnológicas digitales en las habilidades de visualización matemática y en programas de formación inicial. Informa sobre la influencia del uso del software matemático dinámico GeoGebra en la promoción del aprendizaje matemático en educación secundaria y su impacto en las concepciones que tienen los profesores sobre la enseñanza y el aprendizaje de la disciplina.

Learning to draw and drawing to teach: Considerations for teacher learning

Mathematics education researchers and teachers generally agree that drawings support student learning, especially in elementary and middle school. However, drawings are not considered “mathematical;” symbols and equations are considered the main representations of mathematics. In this talk, I will argue why teachers and teacher educators should focus on using drawings as a legitimate form of mathematics.

Experiencias de modelización matemática en clases de matemática para no matemáticos

Uno de los problemas que enfrentamos en nuestra práctica diaria quienes enseñamos matemática en las ciencias exactas y naturales es la constante demanda de los estudiantes ¿Y esto para qué me sirve? En vista de la diversidad de perfiles profesionales que usualmente transitan estos espacios curriculares y que existen acuerdos generales respecto a qué matemática necesitan los futuros no matemáticos, éstos no alcanzan para poder brindar respuestas que satisfagan a los estudiantes y en última instancia nuestra respuesta es ¡No te preocupes, en algún momento te va a servir!

¿Qué, cómo y para qué medir el conocimiento matemático al inicio de la formación docente? Orientando posibilidades de las pruebas iniciales diagnósticas de Pedagogía en Educación Básica

En los últimos veinte años se han desarrollado diversos tipos de mediciones sobre el conocimiento matemático del profesor, y muchas han sido desarrollas al término de la formación inicial docente. Si bien estas mediciones nos aporta mucha información de cómo ha sido el proceso formativo, nos entregan pocas herramientas de acción para tomar decisiones a tiempo durante dicha trayectoria. En esta presentación buscaremos responder qué, cómo y para qué medir el conocimiento matemático que tienen los estudiantes al iniciar su formación docente en carreras de Pedagogía en Educación Básica. Expondremos algunos referentes al respecto, así como también experiencias internacionales que han avanzado en este tipo de medición.

When cultures collide: Preparing to teach mathematics to culturally diverse students

Mathematics education research has acknowledged the role of culture in teaching and learning, and specifically how mathematics classrooms create a context that legitimizes or invalidates various forms of knowledge. Mathematics teacher educators (MTEs) have a responsibility to expose prospective teachers (PSTs) to the different ways students’ reason about and learn mathematics and teach them how to build on students’ mathematical and cultural backgrounds.

El eje de Datos y Azar: un desafío pendiente en la Formación Inicial Docente después de más de una década en el currículo escolar chileno

En Chile, el cambio curricular realizado en la década del noventa trajo consigo grandes desafíos a las instituciones formadoras y a los profesores en activo del sistema escolar en la asignatura de matemática. Con la introducción del eje de Datos y Azar el año 2009, se espera formar estudiantes con las habilidades de leer, comprender, tomar decisiones y ser críticos con la gran cantidad de información con la cual interactuamos diariamente. Además, se aspira que los profesores durante la formación inicial adquieran una alfabetización estadística y que además consigan un pensamiento y razonamiento estadístico.

Observando el aula de la formación inicial docente en matemática: ¿Qué podemos aprender al visualizar las interacciones entre formadores y estudiantes?

Aprender a enseñar es una de las tareas más desafiantes para los formadores de profesores de matemáticas. Implica no sólo transmitir los conocimientos y habilidades acerca de la enseñanza de un contenido, sino que también cómo los estudiantes en formación aprenden a enseñar ese contenido en el contexto escolar (Loughran, 2006). En consecuencia, las aulas de los programas de formación debiesen ser conceptualizadas como espacios de aprendizaje en donde formadores y estudiantes discuten y reflexionan acerca del razonamiento a la base de la enseñanza.

Concepciones sobre la evaluación de los formadores de Pedagogía en Matemática

Hoy en día, los docentes en matemática debiesen ser capaces de desarrollar diversas habilidades, especialmente en la resolución de problemas en los estudiantes, así como también monitorear su avance. Si bien la formación inicial docente debiese contribuir en el aprendizaje de estas capacidades en los futuros docentes, se observa que los egresados obtienen un 60.4% de respuestas correctas en el estándar de evaluación en la evaluación diagnóstica de la formación docente inicial ENED-FID, con una alta variación institucional. Este bajo desempeño también se refleja en los deficientes resultados en los portafolios de la evaluación docente. Uno de los agentes que puede apoyar de manera significativa en el desarrollo de esta tarea es el formador, ya que implícitamente se aprende el ser profesor/a mediante sus prácticas de enseñanza.